Conceptos como emprendimiento e innovación regularmente son confundidos, puesto que sus contenidos hacen referencia siempre a actividades en donde juega bastante la creatividad.  Encontrar las diferencias entre ambos conceptos es un asunto vital a la hora de ponerlos en practica.  Podríamos encontrar  por ejemplo que el emprendimiento se basa en la premisa de la innovación como una forma de abordar y de impactar el mundo del mercado, sin embargo la innovación es un concepto que tiene un accionar mucho mas amplio y por tanto, esta no siempre responde a un proyecto de emprendimiento.

A continuación presentaremos algunos elementos de base que nos permitirán  a diferenciarlos y encontrar algunos puntos en donde estos dos conceptos pueden complementarse:

  • Innovación

Algunos especialistas plantean que el concepto de innovación esta estrechamente ligado a los procesos de cambio.  Estos procesos de cambio no necesariamente son significativos, pero claramente indican un proceso de renovación.  A nivel de la producción, la innovación puede hacer referencia a cambios en la forma en como se produce un producto, en su apariencia, en su proceso o inclusive en como se ofrece en el mercado.  Por ello, la persona que es innovadora esta revisando permanentemente como se mueven  las tendencias en el mercado.

Ahora, si miramos la innovación únicamente desde la perspectiva de un invento, es necesario siempre añadir que este invento tiene importancia y relevancia en la medida en que se genere un valor con el.  Este tipo de innovaciones pueden clasificarse en las siguientes:

  1. Las que crean nuevos productos
  2. Las que crean nuevos mercados
  3. Las que crean nuevas industrias y cambian la forma en que vivimos.

Identificar el tipo al que pertenece una innovación requiere mirar en retrospectiva y revisar su escala y su potencial luego de un tiempo de que esta sea  funcional en el mercado.

  • Emprendimiento

La palabra siempre esta mas relacionada con el mundo de la economía, en donde la actividad siempre conduce a crear un valor de miras a la interacción en el mercado.  El emprendedor siempre es relacionado con un  aventurero puesto que el actúa en función del riesgo que asume diariamente.  Sin embargo, este aventurero debe actuar no en función de instintos únicamente, a su lado siempre el ejercicio de observación y de estudio de mercado, le permiten construir y argumentar el porqué de una toma de decisión.

Para que esto sea posible es necesario entonces, el cumplimiento de los siguientes aspectos:

  1. Debe ser capaz de identificar una idea, procesarla y plasmarla.
  2. Debe ser capaz de poder crear un nuevo producto para el mercado, o, impactarlo con algo que lo diferencie del resto.
  3. El debe capturar valor económico o social con el producto o servicio.
  4. Finalmente, el valor debe ser algo fuera de lo común para que pueda tener un impacto en el mercado, es decir, tangible, novedoso y con perspectiva.

Finalmente, es seguro que ambos elementos pueden tener en común la búsqueda de valores dentro de sus procesos, por tanto la innovación y el emprendimiento pueden ser procesos complementarios y que soporten el accionar del uno como del otro.

Aquí encontrara otros temas que te pueden interesar.