El nombre de la empresa lo es todo en un negocio, así que hay que elegir cuidadosamente qué denominación quieres para la compañía. Puedes elegir dos caminos bien distintos: el de la imaginación o el de los generadores de nombres. Uno se presta largo, peligroso y arriesgado; el otro, seguro, simple y sin muchos riesgos. Sometemos a debate si” quien no arriesga, no gana”.

1. Riesgo

Cuando nos quebramos la cabeza para inventar o crear un nombre, puede ser en vano o puede que haya merecido la pena, eso lo dirán los resultados. El debate principal es si merece la pena arriesgarse a ello para tener un nombre original y único, por tanto, nos viene a la cabeza la palabra “riesgo”.

En el mundo de los negocios hay que arriesgar, quieras o no; aunque, no podemos arriesgar a lo tonto. Cuando hablamos de riesgo, hablamos de lanzarnos a la piscina con un proyecto de estas características; emprender un negocio online ya tiene riesgo por sí mismo, crearlo con nuestra imaginación lo incrementa.

Entonces ¿No arriesgamos? La respuesta es depende. No elijas cualquier nombre, elige un nombre que vaya con lo que vendes, que le dé fuerza a la empresa, que ayude en el branding de la misma, etc. Los generadores de nombres pueden ayudarte a darte ideas, pero no te van a ayudar en el tema branding, eso seguro.

2. Confianza

Puede parecer algo sibilino, pero creedme bien cuando digo que me transmite más confianza una web que se llama “Caliroots” o “Zalando” a otra que se llama “zapatillasbonitas”. El motivo es claro, branding y seriedad por encima de lo común, y lo común no suele ser muy serio. Empezar un negocio online es algo muy serio, estás creando una marca, aunque no lo sepas, por lo que tienes que cuidar todos los detalles. En ningún momento he dicho que “zapatillasbonitas” no me transmita confianza, simplemente que las otras dos me transmitían más. En conclusión, los generadores de nombres pueden ser útiles, pero en apartados como la confianza… no salen muy bien parados.

3. Genuino

Es obvio que un nombre creado desde cero es más original que otro creado por un generador de nombres ¿En qué nos beneficia esto? Pues en materia de branding o a la hora de diferenciarnos de la competencia. Hay nombres muy ingeniosos y divertidos que no se pueden crear a partir de generadores de nombres como, por ejemplo: una panadería local muy famosa se llama “La Masa de Tomasa”, haciendo referencia con el producto que trabajan.

Estoy seguro de que, si le echáis horas y trabajáis duro el nombre de vuestra empresa, no os va a ir mal, algo que no puedo asegurar al 100% si lo hacéis con generadores de nombres.

Tampoco hay que poner a parir a los generadores, sirven de mucho también. Nos pueden ayudar a sacar ideas, como para comprobar la disponibilidad de los dominios que utilizaremos para nuestras webs.

4. Dominios

Un generador de nombres te permite comprobar al instante si el nombre que quieres está disponible para alojarlo en un dominio. Esto es una gran ventaja, ya que, si nos ponemos a crear un nombre desde cero y una vez creado, no está disponible el dominio, es un fastidio de los buenos. Habremos perdido horas y dinero ideando algo que no se puede llevar a cabo, salvo con otro nombre.

Cuidado con los dominios porque marcan el tempo de la creación de un nombre para negocios online. Sin dominio disponible, no importa lo cool que sea tu nombre.